Strider

Strider

El nuevo Strider lo hace todo bien

Strider regresa con un juego arcade de corte clásico que gustará por igual tanto a jugadores old-school como a los más modernos. Su mecánica de progreso al estilo Metroid o Castlevania, su excelente sistema de control, una dificultad ajustada y unos gráficos competentes hacen de Strider una producción muy cuidada y bien pensada. Ver descripción completa

PROS

  • Gran diseño de juego
  • Control excelente
  • Grandes escenarios

CONTRAS

  • Enemigos se repiten demasiado
  • Gráficos normales

Muy bueno
8

Strider regresa con un juego arcade de corte clásico que gustará por igual tanto a jugadores old-school como a los más modernos. Su mecánica de progreso al estilo Metroid o Castlevania, su excelente sistema de control, una dificultad ajustada y unos gráficos competentes hacen de Strider una producción muy cuidada y bien pensada.

Remake al estilo más clásico

El nuevo Strider se deja jugar la mar de bien porque tiene unas bases muy sólidas y efectivas, pero también hasta cierto punto muy conservadoras. Esa podría ser la mayor crítica, su jugabilidad no es innovadora y se basa en un sistema de juego sobado hasta la saciedad. Pero como todas las fórmulas clásicas, si se aplican en el orden adecuado, siempre, absolutamente siempre, funcionan.

Strider tiene dos partes diferenciadas en su jugabilidad: la primera es un sistema de plataformas y lucha rápida (muy rápida) contra los enemigos que vas encontrando. Salta, mata, salta salta, mata mata. Sencillo y directo, a velocidad de vértigo.

La otra mitad de juego se compone de exploración y mejora de personaje. Las nuevas armas y habilidades no solo te sirven para ser más efectivo en la lucha, sino que progresivamente te sirven también para desbloquear nuevas secciones y zonas del mapa que, a su vez, te hacen avanzar en el juego.

Ambas mitades se mezclan y conjugan en un sistema de juego tremendamente fluido. La exploración no es más importante que la lucha y viceversa. Tan pronto estás luchando por tu vida contra múltiples enemigos como recorres largas secciones de habilidad, saltos y trepar por paredes. A veces incluso, todo junto, siendo éstos los momentos más épicos de Strider.

Nada de esto sería posible si el juego no tuviera un mapa y unos niveles grandes y listos para la exploración. Strider cuenta con un buen diseño de niveles que alterna secciones enfocadas a la lucha con otras de habilidad de los mandos.

La ciudad de Kazakh se compone de múltiples distritos interconectados. Siempre hay un único objetivo principal, pero ello no te impide explorar el resto del mapa hasta donde tus habilidades y armas te permitan. Puedes volver atrás y redescubrir zonas no vistas o, incluso, descubrir las mejoras en Salud y Energía recogiendo ítems ocultos.

Excelente respuesta a los mandos

Lo mejor de Strider en cuanto a control es lo bien que responde a tus órdenes. Todos los movimientos son ágiles y efectivos. Además, el personaje va evolucionando poco a poco a lo largo del juego y cada nuevo movimiento es útil, tienen sentido dentro de la aventura.

El que más usarás es la espada de plasma Cypher que tiene varios estados de poder. Cada uno de ellos es efectivo con un tipo concreto de enemigos, así que debes ir cambiando de un estado a otro según convenga. También están las magias, o Drones, que puedes invocar siempre que tengas Energía.

Strider puede colgarse de paredes y techos, lo que no sólo es útil sino que durante la mitad del juego es imprescindible.

Gráficos bien, falta variedad

Al ser un juego publicado directamente en “formato arcade” el apartado gráfico es sencillamente correcto. En PC y consolas de nueva generación se ve mejor, obviamente, pero tampoco es que sea un juego de excesos gráficos. Pero lo que hace lo hace muy bien.

Por ejemplo animaciones y modelo de personajes están ciertamente logrados. Especialmente el de los enemigos finales que van saliendo gradualmente. Los escenarios están bien diseñados pero no hay mucha variedad en cuanto a su aspecto visual. Lo mismo ocurre con el fondo de cada nivel que, excepto alguna honrada excepción, se ven genéricos y repetitivos.

Lo peor es quizá la escasa variedad de enemigos. Los soldados rasos se repiten a lo largo de todo el juego, variando en color y dificultad. Y los enemigos de potencia media van saliendo aquí y allá, pero ocasionalmente.

Estos detalles no echan por tierra un juego que cumple bien en pantalla. Especialmente en la fluidez y en los ángulos de cámara siempre acertados para ver la acción sin perdérsela.

No te pierdas el remake del ninja del futuro

Strider es uno de los mejores remakes de los últimos tiempos. Double Helix Games ha sabido adaptar el clásico de los 90, mezclarlo con la versión de NES y darle una vuelta más para formar un juego que gusta de jugar y que al final se hace corto (aunque no lo es) dejándote con ganas de más. Es variado y entretenido, rápido y agradable a los mandos, y mantiene la atención del jugador porque siempre está descubriendo algo nuevo. Strider sigue al pie de la letra el manual de diseño de juegos y por eso funciona.

Strider

Descargar

Strider

Opinión usuarios sobre Strider

  • holgerpatricio.proanomelo

    por holgerpatricio.proanomelo

    "INCREIBLE JUEGO PARECE REAL Y MODIFICA LOS OTROS JUEGOS"

    MUY BUENO YA QUE ALCANZA A CUMPLIR CON LAS EXPECTATIVAS DE UN GUERRFERO FUTURISTA. Más.

    analizado el 29 de marzo de 2014